Marketing Emocional. Creando emociones

Marketing emocional es la disciplina del marketing que utiliza una marca dentro de una estrategia, con el objetivo de lograr un vínculo afectivo con usuarios, consumidores, clientes y futuros clientes, para que estos sientan la marca como algo propio y necesiten ser parte de ella.

La mente es como un paracaídas, solo funciona cuando se abre.

¿Te parece difícil de comprender?, porque si el título se desglosa veremos que hablamos de básicamente “vender emociones”, ¿así te parecería más sencillo?

Pienso que sí, y es que esto es básicamente a lo nos referimos los empresarios cuando hablamos de Marketing Emocional, de vender emociones.

calidad-contact-center1-750x341

Si le hechas un vistazo a todos los anuncios de  televisión, te darás cuenta de ello, cuando estás viendo las imágenes o leyendo algún anuncio publicitario, estos te producen emociones, algunos producen tristeza, otras alegría, otras más motivación y otros deseos de comprar.

Lo que quiere decir, la forma correcta de una publicidad mueve emociones que provocan reacciones, estas reacciones terminan la mayoría de las veces en compras del producto que se ofrece.

Es así como funciona el marketing emocional, cuando las grandes empresas se dieron cuenta del gran potencial de esta estrategia de marketing no lo dudaron y cada día son mucho mejores las promociones para conseguir mover emociones y crear necesidades incluso.

Pero, ¿cómo se crea una estrategia de marketing emocional?

1.-Identificar los deseos y necesidades de los consumidores

2.-Mantenerse en una constante comunicación con el usuario donde cada lectura mueva emociones en él, en donde siga identificándose con lo que el producto ofrece y cada vez se implante un sentimiento de necesidad motivándote  a la compra del mismo.

1_Comunícate_Ilustraciones_Infografías_V01

3.-Asociar los valores del producto con los deseos internos de las personas

En otras palabras y como lo hemos mencionado al principio de este artículo, el Marketing Emocional, es literalmente, “generar emociones”

Por eso vemos en todas partes promociones llenas de imágenes emotivas, imágenes que causan emociones no es necesario escuchar lo que dice el narrador o leer las líneas que están escritas en la parte baja del anuncio.

Y es que, para nadie es un secreto que los seres humanos nos movemos por las emociones que se generan de acuerdo a ciertas situaciones.

De ahí que los grandes estrategas saben que para dejar huella en el consumidor es importante ofrecerle cosas que estimulen en ellos emociones de bienestar y placer especialmente cuando lo están necesitando, es decir cuando están frente a un problema al que le están buscando una solución viable.

(Visited 25 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *